21 de enero de 2014

martes

Continua la ola del desajuste de la realidad. Es posible que se alteren los horarios establecidos y las distancias, las voces en el teléfono pueden no sonar tal como se recuerdan, los motivos y argumentos convincentes se asemejan a los cuentos de hadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada